miércoles, 1 de noviembre de 2017

Los Rojinegros les cae muy bien jugar el partido pendiente.

La cancelación del Atlas-Tigres por la altura de la pantalla del Estadio Jalisco generó muchas críticas, pero a esta altura del torneo a los Rojinegros les cae muy bien jugar el partido pendiente.

Los Zorros sólo han perdido uno de los últimos seis juegos y recibirán en un buen momento a la escuadra felina, porque una victoria los metería entre los primeros ocho de la clasificación, justo en el momento más importante de la campaña.

Los Rojinegros suman 20 puntos y tienen 9 unidades en disputa. El promedio para que un equipo acceda a la Liguilla es de 25.

"Teníamos presupuestado 26 puntos y clasificar, por eso digo que tenemos que analizar muy bien. Hubo muchos problemas y estamos conformes en cómo se han venido sorteando los problemas dentro del torneo, se deben todavía 3 puntos y pienso que en estos 3 partidos podemos retomar el objetivo", dijo Alberto de la Torre, vicepresidente.

Luego del partido de esta noche, los del "Profe" se meterán al Estadio Chivas para el Clásico Tapatío, en el que podrían firmar su boleto a la Liguilla.

Una de las malas noticias que tiene el técnico José Guadalupe Cruz es que no contará con Matías Alustiza por cuarto partido consecutivo. El "Chavo" es su elemento más valioso, no sólo por los 5 goles que tiene en su cuenta, sino por lo que significa en la cancha.

En cambio, los Zorros sí podrán contar por segunda ocasión el hilo con el capitán Rafael Márquez, quien fue inicialista en el empate que registraron en Querétaro el sábado.

El Atlas tiene en sus manos la posibilidad de clasificar.

Más allá de que gran parte de la afición rojinegra no quiere al "Profe" Cruz, la directiva salió ayer a defender su trabajo, basada en números, pues es el más efectivo en la era de Grupo Salinas al mando del equipo.