domingo, 22 de octubre de 2017

Pumas se quedó sin aspiraciones de entrar a la Liguilla tras caer 1-0 frente al Monterrey

Por segundo torneo consecutivo, Pumas se quedó sin aspiraciones de entrar a la Liguilla tras caer 1-0 frente al Monterrey, que se afianzó en el liderato general, colocándose como un firme aspirante para el título.

Pumas manejó bien la primera parte del encuentro, sin prestarle el balón al conjunto regio y acechando el arco defendido por Hugo González.

Dos cabezazos de Mauro Formica hicieron que la afición auriazul se levantara de sus lugares, pero al argentino le faltó fortuna para convertirlos en gol.

Rayados no pudo hacer nada por la buena marcación ejercida por el cuadro de casa y fue hasta que Pumas cometió un error en la zaga que llegó el gol de Avilés Hurtado.

El colombiano no perdonó tras un rechace de Gerardo Alcoba y venció al que portero Alfredo Saldívar al minuto 60, para anotar el único gol del encuentro.

Los ajustes de los universitarios se vinieron en cascada: ingresó Kevin Escamilla y cinco minutos después le tocó a Marcelo Díaz ceder su lugar a Pablo Barrera.

Para el cuadro que dirige David Patiño fue difícil aceptar este nuevo tropiezo, porque a lo largo del encuentro se notó que siguen extrañando a su goleador Nicolás Castillo, ya que en el último toque no hay jugador que pueda tener la sangre fría para definir en el área.

Tras el gol de Hurtado, los universitarios generaron cuando menos cinco llegadas, pero nadie pudo meterlas.
Notas Relacionadas
Renueva DHL con Pumas hasta el 2020
Aunque la empresa DHL tenía contrato vigente...
La peor entrada en CU


Abraham González que no es un especialista no pudo conseguir el empate y el arquero Hugo González sacó dos disparos de media distancia que iban a gol.

Se vienen tiempo de ajustes para el cuadro de la UNAM, que tendrá que meditar bien la llegada de sus nuevos refuerzos, porque le urge un goleador que pueda acompañar al equipo, ya que Castillo ha pasado mucho tiempo lesionado.

Monterrey, con un duelo pendiente, parece no tener rival que lo pueda frenar y le quite el liderato general.