martes, 24 de octubre de 2017

Barcelona debutó en esta nueva edición de la Copa del Rey

El Barcelona debutó en esta nueva edición de la Copa del Rey, torneo que ha ganado los dos últimos años, y lo hizo con una victoria 3-0 más convincente por el resultado que por el juego, ante un Real Murcia, de Segunda División B, que se mostró animoso en la primera parte y lo pasó bastante peor en la segunda.

El Barsa, con una alineación repleta de suplentes y con los jugadores del filial Aleñá y Arnáiz, dominó desde el inicio, pero su posesión no estuvo acompañada de profundidad. Además, el cuadro local generó incertidumbre con un centro el área que no remató Álex Ortiz de cabeza por centímetros.

Más cerca del gol estuvo el Murcia en el minuto 28 con un tiro de Llorente tras una buena incursión de Nadjib en una fase del encuentro en la que los locales empezaban a creer en sus opciones de conseguir un buen resultado y a contragolpear con peligro, como en una acción en la que Abel Molinero obligó a intervenir a Mascherano y a Cillessen.

Los de Ernesto Valverde tuvieron el gol a su alcance en una doble intervención, pero el remate de cabeza de Alcácer fue repelido por Santomé y luego Denis Suárez disparó fuera.

Alcácer no falló en el minuto 44 con otro testarazo a centro medido de Deulofeu desde la banda derecha y ganándole la espalda a la zaga grana para establecer el 1-0 en un partido en el que los azulgranas no habían contraído demasiados méritos.

Si la primera parte acabó bien para el Barcelona la segunda comenzó mejor para sus intereses con dos goles más en apenas 10 minutos.

El segundo tanto de la noche fue un gran tanto marcado por Deulofeu, quien se internó en el área yéndose de Juanra y batió con un tiro cruzado a Santomé tras regatear al guardameta.

También de bella factura fue el 3-0, conseguido por Arnáiz con un colocado chut para culminar una acción de contragolpe tras pérdida de balón del Murcia.

De esta manera, el Barcelona tiene casi sentenciado su pase a los Octavos de Final.