viernes, 17 de noviembre de 2017

El rostro del técnico José Guadalupe Cruz estuvo totalmente desencajado

El rostro del técnico José Guadalupe Cruz estuvo totalmente desencajado, igual que el de los 49 mil aficionados que se quedaron anonadados con el gol que recibieron al final.

La tristeza del "Profe" fue mucha, nunca se le había visto tan vencido, tan derrotado luego el crudo empate que el Pachuca les sacó en el último minuto y lamentó que ese fantasma que aqueja en los minutos finales al Atlas sigue presente.

"Hoy es obvio que el fantasma de cerrar a lo Atlas está más vigente y presente que nunca, sin embargo este equipo tiene varias victorias de local y de visitante, antes de que yo llegara había un déficit importante y acá los resultados hablan por sí solos, mis palabras salen sobrando", dijo Cruz.

"Es evidente que en otras circunstancias, al hacer 25 puntos todos estaríamos dando brincos de alegría, hemos hecho méritos suficientes para acrecentar el marcador, he hecho ajustes con el afán de ir por el segundo gol y no ha sido posible y tuvimos oportunidades".

A pesar que no tenía ni ganas para hablar, el estratega de los Rojinegros manifestó que espera las combinaciones necesarias para que su equipo esté en la Liguilla, pues considera justo un acceso a las finales por cómo se dio el torneo con lesiones y la separación de Rafael Márquez.

"Espero que se den los resultados para avanzar a la siguiente fase, me parece que si es así, aunque para muchos pueda parecer de rebote o circunstancial, para mí sería bastante justo de que esté Atlas estuviera en Liguilla", consideró.